Consejos para usar el lenguaje no verbal en la entrevista de trabajo

Hola a tod@s

Hoy os traigo un vídeo que nos desvela algunos consejos para usar el lenguaje no verbal en la entrevista de trabajo.

Elsa Punset es licenciada en Filosofía y Letras por la Universidad de Oxford. Tiene un master en Humanidades, Periodismo y Educación secundaria.

Conocida no sólo por ser la hija del gran divulgador científico Eduardo Punset, sino también por sus intervenciones en el programa de televisión “El hormiguero”, es una de las principales referencias en la aplicación de la inteligencia emocional como herramienta para el cambio positivo.

Autora de libros editados en numerosos países, el más conocido es “Una mochila para el universo” y su última obra: “El mundo en tus manos”.

En el vídeo, Elsa nos explica cuales son los gestos que delatan a un mentiroso, que miradas causan buena impresión en las entrevistas de trabajo, en que consisten los micropicores y que revelan, que gestos nos sirven para causar buena impresión y cómo debe ser un apretón de manos.

Como puedes comprobar todos estos aspectos tienen aplicación directa en las entrevistas de trabajo, pero también puedes aplicarlos cuando vas a llevar directamente un curriculum a una empresa (bien para solicitar un puesto o bien como parte de una autocandidatura), ya que también debes causar buena impresión a la persona que te recoja el currículum (no olvidemos que será la encargada de llevarlo al departamento correspondiente y no pocas veces será preguntada por la impresión que le causó la persona que entregó el currículum).

Si quieres más información sobre el lenguaje no verbal puedes ver los siguientes post:

– Lo que decimos sin palabras: el lenguaje no verbal en la entrevista de trabajo

– El lenguaje no verbal: posiciones de inestabilidad

 

 

 

Salu2 y buena suerte.

Alicia López

 

Anuncios

7 pensamientos en “Consejos para usar el lenguaje no verbal en la entrevista de trabajo

  1. Me encanta este tema!!! De hecho en mis clases sobre las entrevistas de selección, solemos hacer ejercicios de role-playing para aprender a leer el lenguaje no verbal.

    A pesar de que para mi es necesario conocerlo, no sólo para pasar una entrevista de selección sino para ir por el mundo, debo advertir que no es interpretable un gesto aislado. Debe coger fuerza con el resto de gestos, posturas, entonación… al igual que una palabra como “mar” por si sola no tiene ninguna connotación. Es cuando la interpretamos dentro de la frase cuando cobra sentido. Por ejemplo si digo “La mar estaba calmada” me transmite serenidad, tranquilidad, sosiego pero si digo “La mala mar hizo naufragar el barco”, entonces sentimos inquietud, nerviosismo, preocupación…

    Saludos Alicia

    😉

    Me gusta

    • Muy buena puntualización, Celia, con la que estoy totalemente de acuerdo. Los gestos hay que interpretarlos dentro de un conjunto. Tocarse la nariz puede ser indicador de una mentira, pero a veces sólo es un tic nervioso, o simplemente que nos pica sin otro motivo aparente. Un buen entrevistador, entrenado y experimentado, sabrá distinguir cuando significa una cosa y cuando otra. Salu2.

      Me gusta

  2. Pingback: Consejos para usar el lenguaje no verbal en la ...

  3. Menuda sarta de gilipolleces. Así que resulta que si soy un inútil integral que no sabe hacer la o con un canuto y soy un psicópata de libro, con que no me rasque la cabeza, ni las piernas, ni la nariz, mire a los ojos y blablabla soy un tío fenomenal. En cambio, pobre del empleado competente, responsable y comprometido que le dé por rascarse la cabeza…de traca vamos. Así vamos como vamos.

    Me gusta

    • Hola Kepa. Muchas gracias por pasarte por el blog y dejar tu comentario.
      Debo decirte que la comunicación no verbal es parte importante de nuestra vida, y tu también la utilizas implicitamente cuando hablas con alguien. ¿Por que una persona a simple vista te cae bien y otra fatal?, esos gestos que nos decantan de un lado u otro son comunicación no verbal.
      Analizar todo esto en una entrevista de trabajo va más allá de rascarse la cabeza o no, y los entrevistadores suelen (y digo suelen) estar preparados para analizar los gestos en conjunto, no puntualmente si te rascas o no o si miras a la izquierda.
      Nos guste o no incluso la forma de sentarnos en una silla dice mucho sobre nuestra personalidad, aunque todo debe ir acompañado de una análisis de las competencias curriculares.
      La comunicación no verbal no debe ser determinante en una entrevista, pero dice mucho sobre nuestra personalidad.
      Salu2

      Me gusta

  4. Pingback: Consejos para usar el lenguaje no verbal en la entrevista de trabajo | PASIÓN POR CUIDAR

  5. Creo que siempre nos olvidamos de algo muy importante. Nosotros, los entrevistados, también tenemos que evaluar al entrevistador.
    Es decir, el entrevistador intenta evaluar si le interesa contratarme. Pero yo también tengo que evaluar si me interesa trabajar con esta gente. Aunque, en estos momentos, estamos casi obligados a tragar con la M que nos quieran presentar… porque hay pocas alternativas.
    Aunque se supone que el entrevistador es un profesional y tal, siempre hay que estar atento. ¿Qué cara pone? ¿Cómo te mira? ¿Cómo te habla? ¿Cómo se sienta: recto o “desparramado”? ¿Parece que tiene interés en la conversación? ¿Hace preguntas automáticas, o interesantes? ¿Se ha leído tu currículum antes de la entrevista? Cuando preguntas algo, ¿contesta o sale con evasivas, pone cara rara? Cuando al final te pregunta si tienes preguntas, ¿te deja preguntar y te contesta, o ya se va levantando para indicar que se ha acabado la entrevista? Etc., etc., etc. No dejes de observarlo para intentar pillar ese fracción de segundo en el que la máscara está bajada.
    Por otra parte, hay que ver el entorno: ¿dónde está el lugar de trabajo? ¿Cómo es el edificio? ¿Cómo están las instalaciones? ¿Cómo huele (aunque parezca raro)? ¿Dónde te entrevistan: un despacho, una sala vacía, una sala de reuniones? ¿Cómo te reciben? ¿Te dejan esperar y se olvidan de tí? ¿Cómo está la oficina: parece “acogedora”? Si ves gente que va y viene mientras esperas, ¿parecen estar a gusto, relajados, o angustiados? ¿Tienen caras largas?
    Finalmente, si casi todo te parece correcto, ¿qué te dicen tus tripas? ¿Te parecen de fiar? ¿Algo te ha incomodado? Ten en cuenta que, si hay suerte, vas a pasar ahí muchas horas al día, durante muchos días…
    Básicamente, igual que cuando buscas novia, ¿no?
    Y si te la quieres jugar, puedes intentar adoptar un personaje entre varios: el super-chachi-simpático, el malafollá, el super-serio, el casi-tonto, etc. Pero estas cosas tienen su peligro… Yo prefiero ser yo mismo: tendencia super-serio.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s