Cómo vestirse para una entrevista de trabajo

Hola a tod@s

vestirse para entrevista de trabajo

Vivimos en una sociedad donde suele primar lo visual, por lo que no es extraño que la primera impresión que se cree de ti el entrevistador sea a través de tu atuendo.

Hay que tener en cuenta una serie de requisitos básicos:

  • Se tú mismo.

Es cierto que debes ir bien vestido, pero eso no siempre significa que debas ir con traje si no es tu prenda habitual para vestir. Procura no disfrazarte para la cita.

Si nunca llevas tacones el peor momento para probarlos es en la entrevista, y lo mismo pasa con la corbata. En ambos casos estarás incomodo, se te notará y eso hará que te pongas más nervioso e impedirá que te concentres en la conversación.

Aunque busques una vestimenta un tanto formal no significa que debas renunciar a tu personalidad.

Excepción a todo esto: que en la empresa para la que te vas a entrevistar sea “obligatorio” el uso de traje y corbata. En ese caso procura habituarte antes a ambas prendas.

  •  Viste acorde al puesto y a la empresa

Si vas a optar a un puesto de albañil ¿crees que es necesario que vayas con traje? Y lo contrario, si quieres trabajar de azafata ¿irías bien si acudes con vaqueros y playeros?

Nadie mejor que tu sabe el tipo de vestimenta que se usa en el puesto de trabajo.

No estaría de más que si sabes la empresa para la que estás haciendo la entrevista te fijaras unos días antes en como visten sus empleados ¿van de traje? ¿su atuendo es más “casual”?, eso te dará una pista sobre cómo debes ir.

Como decía mi abuela “donde fueres, haz lo que vieres” (y las abuelas son muy sabias, no lo dudes)

  •  Ante todo se limpio

¿Quién no ha oído a su madre decir alguna vez que hay que ir limpio por lo que te pueda pasar? Pues esto es básico en una entrevista. No darías buena imagen si apareces con una mancha en la camisa.

Cuida tu olor corporal y usa colonia, pero sin que el perfume sea muy fuerte.

Lleva el pelo limpio y peinado (y si te tiñes procura no ir con las típicas “raíces”).

Lleva la uñas cuidadas y si te las pintas que sea en un color no muy llamativo. ¡Ah!, y si has optado por las sandalias cuida también las uñas de tus pies.

  •  No llames demasiado la atención

Respecto a los colores de la ropa, utiliza tonos más formales como el azul, gris o negro (aunque en este caso dale un toque de color con algún complemento para que no sea un tanto fúnebre). Y si eres chica puedes optar también por un tono de beige.

Decídete por camisas en vez de camisetas ya que estas últimas resultan demasiado informales, pero si después de todo vas a ir con una por favor: que no tenga mensajes.

No vayas en chanclas o playeros (salvo que la entrevista sea para una tienda de deportes, por ejemplo)

Si vas a llevar traje procura que sea de tu talla y con un corte un tanto moderno (no uses el que llevaste hace muchos años para la boda de tu prima porque probablemente ya ni te valga y se note su antigüedad), y mucho menos con el que te presta tu vecino que es un poco más alto y gordito que tú, parecerá que te has disfrazado.

¡Nada de pantalones piratas ni bermudas! Vas a una entrevista, no de vacaciones (a excepción hecha de que el trabajo sea para camarero de un chiringuito de playa)

No abuses de los accesorios: ir muy recargado da un aspecto un tanto vulgar, y procura que los que lleves no hagan ruido (una pulsera que cada vez que muevas la muñeca “tintinee” puede distraer a tu entrevistador.

Si vas a llevar falda procura utilizar medias (a no ser que tus piernas estén lo suficientemente morenas) y no olvides llevar alguna de repuesto para subsanar carreras de última hora.

Si eres mujer utiliza un maquillaje muy natural (deja los ahumados para la noche), pero si no te maquilla nunca, no lo hagas para esta ocasión. Si eres hombre procura ir bien afeitado o si tienes barba con ella cuidada.

Si tienes la suerte de llegar a una segunda entrevista no acudas con la misma ropa que a la primera porque parecerá que tienes un “uniforme de entrevistas”.

Evita escotes pronunciados, transparencias y minifaldas porque no dan una imagen demasiado profesional.

En resumen, utiliza el sentido común y recuerda que para llegar a una entrevista de trabajo debes ser un profesional; para superarla, debes parecerlo.

Salu2 y mucha suerte

Alicia López

 

Anuncios

2 pensamientos en “Cómo vestirse para una entrevista de trabajo

  1. Un buen ejercicio de sentido común y naturalidad en el comportamiento. Comparto el contenido y seguro que es de utilidad para disminuir la ansiedad de los candidatos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s