Afrontar con éxito la entrevista de trabajo

Hola a tod@s

Para tener éxito en la entrevista de trabajo hay una serie de factores que te ayudarán. Son los siguientes:

  • Prepara la entrevista

preparar entrevista

Estás buscando empleo, llevas enviados un montón de currículums y ¡por fin! Te han llamado para una entrevista de trabajo.

Lo primero que debes hacer es anotar la fecha, hora, lugar y empresa que te ha llamado y nombre de la persona que lo ha hecho, porque si no corres el peligro de olvidarlo o equivocarte en algo.

En segundo lugar debes ponerte a preparar la entrevista ya que ¡te juegas el puesto de trabajo!

Busca toda la información que puedas sobre la empresa. Una buena forma de hacerlo es acudiendo a su página web donde hallarás su filosofía de trabajo. También puedes acudir a la prensa especializada para averiguar si es una empresa en expansión, planes de futuro…

Simplemente introduciendo en google el nombre de la empresa ya tendrás mucha información a tu alcance, pero, un consejo: no te fíes de la primera página que visites y contrasta todos los aspectos para evitar tener información errónea.

Procura memorizar aquellos aspectos relevantes para utilizarlos posteriormente en la entrevista (aunque tendrás que lograr que explicarlos te salga de forma natural y no como si fuera un examen oral).

Analiza nuevamente la oferta de trabajo para identificar de manera clara los aspectos principales: nombre del puesto, requisitos que solicitan y cualquier otro dato que pueda ayudarte.

Identifica que características y cualidades tienes que encajan en dicha oferta para poder potenciarlas y de igual manera identifica que aspectos pueden ser negativos para tratar de positivarlos. Esto hará que puedas responder mejor a preguntas como ¿qué puede aportar usted al puesto y/o a la empresa? ¿Cuáles son sus puntos débiles? ¿Por qué deberíamos contratarle?

Puedes realizar un análisis DAFO para identificar mejor todos estos aspectos de una manera más estructurada. Si no sabes en que consiste o cómo hacerlo echa un vistazo al post: El análisis DAFO en tu búsqueda de empleo

Prepara con antelación la ropa y complementos que vas a llevar para no tener sorpresas de última hora y que tengas que improvisar.

Vístete de manera cómoda y adecuada tanto al puesto como a la empresa, pero respetando tu estilo. No hay nada peor que parecer que vas “disfrazado”.

Por último averigua con antelación dónde está el lugar de la entrevista, en caso de que no conozcas la zona. Debes tenerlo perfectamente localizado y saber cuánto tardas en llegar, porque la puntualidad, en este caso, es indispensable.

Echa un vistazo a tus contactos en Linkedin, puede que alguno trabaje en la empresa para la que tienes la entrevista y pueda aportarte algún dato sobre el puesto o sobre el proceso.

  • Tu actitud

Durante la entrevista trata de ser natural, no des la impresión de saberte de memoria las respuestas y recitarlas o de que tus movimientos sean forzados.

Es cierto que la importancia del lenguaje no verbal es grande, pero dar la impresión de que no actúas de manera fluida y natural no te va a beneficiar. La pregunta que a todos se nos ocurre en este momento es ¿cómo consigo esa naturalidad y tener un lenguaje no verbal positivo? Pues sólo hay un camino: ensayar en nuestra vida cotidiana.

Te pongo un ejemplo que, aunque exagerado, vale para el caso: puede que tengas una pequeña “manía” que se acentúa cuando estás nervioso, como la de morderte las uñas o tirarte de los pelos de las cejas. Lo que en la vida normal no tiene mayor importancia en una entrevista puede reflejar nerviosismo y falta de autocontrol. Pero si durante la misma te estás centrando en no hacer esos movimientos tus manos estarán excesivamente rígidas y tu mente distraída de las preguntas y observaciones del entrevistador. Resultado: un desastre de entrevista. La única opción que te queda es ir erradicando esos “tic” de tu vida en el día a día.

Cuando estés frente al entrevistador no le consideres un enemigo a vencer. Se trata simplemente de la persona que se va a encargar –ese es su trabajo- de sacar todo lo mejor de ti y lo más relevante para el puesto. Sus preguntas no tienen más objetivo que ese (aunque en ese momento algunas nos parezcan absurdas o fuera de contexto). Considerarle así te ayudará a estar más relajado y menos nervioso. Estar a la defensiva o mostrarse agresivo no va a ayudarnos mucho.

Sobre todo mantén una actitud de escucha activa. A veces estamos pensando  ya que vamos a contestar y no atendemos a alguna apreciación u observación que nos hagan.  Y si algo no entiendes o no te queda claro no dudes en preguntarlo.

Preguntas en la entrevista de trabajo

Nunca interrumpas al entrevistador, dejarle con la palabra en la boca no es nada beneficioso.  (Esto también podríamos aplicarlo a la vida cotidiana facilitaría mucho el diálogo)

  • Cómo contestar

Las respuestas deben ser breves y claras, no te vayas por las ramas ni te enrolles mucho, pero tampoco seas excesivamente conciso. El seleccionador debe tener claro cuál es tu respuesta, en estos casos no valen las evasivas.

No te muestres muy dubitativo ni tardes mucho en responder, puesto que darás la impresión de estar inventándote las respuestas, y la sinceridad debe ser esencial. Si el seleccionador piensa que le mientes no seguirás adelante en el proceso.

Puede que tengamos la tentación de mentir en alguna pregunta si piensas que la verdad puede perjudicarte, pero ten por seguro que la mentira te perjudicará más. Siempre puedes contestar la verdad y dar alguna explicación que mejore la situación. Por ejemplo si te preguntas si eres un persona nerviosa (y esto el seleccionador lo notará en la entrevista) y sí lo eres, debes contestar la verdad pero puedes indicar que estás aprendiendo a realizar técnicas de relajación que te ayuden en determinadas situaciones (por ejemplo)

Respecto al tema de negarte a responder a las preguntas, personalmente considero que hay dos situaciones en las que sería lícito que te negaras: si afectan a tu estricta intimidad y si afectan a datos que conociste en tu anterior empresa por motivo de tu cargo y son confidenciales. En estos casos, con mucha educación, puedes indicar que se trata de situaciones en las que no puedes entrar a dar explicaciones.

Por cierto, tu lenguaje debe ser siempre educado y profesional, los tacos y palabras o expresiones malsonantes están totalmente fuera de lugar.

  • Antes de terminar

Pregunta todo aquello que no te haya quedado claro sobre, por ejemplo, cómo continuará el proceso de selección, o sobre algún aspecto de la oferta de trabajo.

Si quieres explicar algo que pueda interesar al seleccionador y que no haya salido a lo largo de la entrevista, siempre que te den pie a decir algo más, puedes hacerlo en este momento.

Agradece el tiempo y la atención que te han prestado y despídete cortésmente.

  • Tras la entrevista

Cómo lo normal es que lleves un registro o diario sobre tu búsqueda de empleo, haz un análisis de la entrevista, aquello en lo que te parece que has fallado o que podrías mejorar para las siguientes, las preguntas que te han sorprendido…. Y anótalo.

Puedes redactar una carta o un e-mail de agradecimiento y enviarlo al seleccionador o bien a la empresa si no conoces la dirección del mismo.

Y para terminar te dejo con una infografía realizada por http://www.dondehaytrabajo.com sobre el tema.

Salu2 y buena suerte

Alicia López

afrontar entrevista

Anuncios

Un pensamiento en “Afrontar con éxito la entrevista de trabajo

  1. Pingback: Afrontar con éxito la entrevista de trab...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s