Entrevistas de trabajo: dos vídeos muy distintos.

Hola a tod@s

Cuando tienes que preparar una entrevista de trabajo (porque si, claro que se preparan) a veces viene bien ver cómo se desarrollan con otras personas, por aquello de ver la paja en el ojo ajeno… Cuando vemos un vídeo de una entrevista enseguida somos capaces de detectar que es lo que han hecho mal, o lo que no se debe hacer o decir. Esto nos suele servir para analizar qué hacemos nosotros y que debemos corregir en las mismas.

Aquí te dejo el vídeo de dos entrevistas muy distintas entre si.

De esta primera destacaría el hecho de que en ningún momento la candidata pierde el contacto visual, lo que hace más creíble su discurso, y el interés que muestra al contestar y realizar preguntas.

Esta otra no tiene desperdicio; entra sin que le llamen, da dos besos a la entrevistadora, mastica chicle… en fin, se salta todas las “normas” no escritas en las entrevistas.

Si tu estuvieras al otro lado de la mesa ¿a quién contratarías?

Salu2 y buena suerte.

Entrevista de trabajo en Google

Hola a tod@s

Dejadme que hoy opine sobre el examen de Google en una entrevista de trabajo que ha salido publicado en 20 minutos (@20m) -os dejo el enlace el final-. Entrar a trabajar en Google es el sueño de muchos, pero es sabido que los procesos de selección son muy duros y muy variopintos. En 20 minutos han recopilado algunas de las preguntas que realizaron en las entrevistas de selección. Entre ellas hay algunas como ¿porqué las alcantarillas son redondas? o ¿cuantas pelotas de golf caben en un autobús escolar?.

elefanteUn mortal que busca empleo nunca sabe que pasa por la cabeza del seleccionador y algunas veces, las entrevistas nos suenan a cachondeo. ¿Porqué hacen preguntas de ese tipo?

Nos volvemos locos buscando las respuestas acertadas y, sinceramente, con preguntas así yo creo que no hay una respuesta correcta.

Supongo que buscan  ver como reaccionas ante un absurdo, o como eres capaz de controlar (o no) tus nervios, o como te desenvuelves ante algo que no sabes. Me imagino que valoraran más tu actitud que tu respuesta. Pero esto es sólo imaginación.

A veces uno piensa que lo hacen para tocar un poco las…, porque se aburren y así pasan un buen rato, o porque es una forma de que luego todo el mundo hable de los procesos de selección de su empresa.

Y sinceramente, no creo que haya que realizar entrevistas de este tipo para saber buscar las cualidades y defectos de un candidato, o para saber valorar si van a encajar en un equipo de trabajo o no. Me imagino que para lograr esto hay otras técnicas mucho menos agresivas con el candidato.

Bastante estrés es pasar ya por la entrevista, como para encima encontrarte con alguien que se empeña en que contestes cuantas briznas de hierba hay en el Vicente Calderón, o como meterías un elefante en una nevera.

¿Qué opinas al respecto? ¿Te has encontrado con alguna entrevista de este tipo? Si te dedicas a seleccionar personal ¿has usado este tipo de preguntas? ¿por qué?.

Salu2 y buena suerte.

Por cierto ¿cuantas fuiste capaz de acertar?

http://www.20minutos.es/trivial/261/eres-capaz-de-superar-el-examen-de-google-en-una-entrevista-de-trabajo/

Trucos para la entrevista de trabajo

Hola a tod@s

En este vídeo, Elsa Punset nos explica una serie de trucos para triunfar en una entrevista de trabajo, que pueden resumirse en tres puntos:

La simpatía es más importante que los logros académicos.

Si tienes algún punto débil se sincero y comentalo con naturalidad

Si cometes un error no te desesperes: los demás se fijan menos en tu error que tú mismo.

¿Estás de acuerdo con todos los puntos?

Salu2.

Afrontar con éxito la entrevista de trabajo

Hola a tod@s

Para tener éxito en la entrevista de trabajo hay una serie de factores que te ayudarán. Son los siguientes:

  • Prepara la entrevista

preparar entrevista

Estás buscando empleo, llevas enviados un montón de currículums y ¡por fin! Te han llamado para una entrevista de trabajo.

Lo primero que debes hacer es anotar la fecha, hora, lugar y empresa que te ha llamado y nombre de la persona que lo ha hecho, porque si no corres el peligro de olvidarlo o equivocarte en algo.

En segundo lugar debes ponerte a preparar la entrevista ya que ¡te juegas el puesto de trabajo!

Busca toda la información que puedas sobre la empresa. Una buena forma de hacerlo es acudiendo a su página web donde hallarás su filosofía de trabajo. También puedes acudir a la prensa especializada para averiguar si es una empresa en expansión, planes de futuro…

Simplemente introduciendo en google el nombre de la empresa ya tendrás mucha información a tu alcance, pero, un consejo: no te fíes de la primera página que visites y contrasta todos los aspectos para evitar tener información errónea.

Procura memorizar aquellos aspectos relevantes para utilizarlos posteriormente en la entrevista (aunque tendrás que lograr que explicarlos te salga de forma natural y no como si fuera un examen oral).

Analiza nuevamente la oferta de trabajo para identificar de manera clara los aspectos principales: nombre del puesto, requisitos que solicitan y cualquier otro dato que pueda ayudarte.

Identifica que características y cualidades tienes que encajan en dicha oferta para poder potenciarlas y de igual manera identifica que aspectos pueden ser negativos para tratar de positivarlos. Esto hará que puedas responder mejor a preguntas como ¿qué puede aportar usted al puesto y/o a la empresa? ¿Cuáles son sus puntos débiles? ¿Por qué deberíamos contratarle?

Puedes realizar un análisis DAFO para identificar mejor todos estos aspectos de una manera más estructurada. Si no sabes en que consiste o cómo hacerlo echa un vistazo al post: El análisis DAFO en tu búsqueda de empleo

Prepara con antelación la ropa y complementos que vas a llevar para no tener sorpresas de última hora y que tengas que improvisar.

Vístete de manera cómoda y adecuada tanto al puesto como a la empresa, pero respetando tu estilo. No hay nada peor que parecer que vas “disfrazado”.

Por último averigua con antelación dónde está el lugar de la entrevista, en caso de que no conozcas la zona. Debes tenerlo perfectamente localizado y saber cuánto tardas en llegar, porque la puntualidad, en este caso, es indispensable.

Echa un vistazo a tus contactos en Linkedin, puede que alguno trabaje en la empresa para la que tienes la entrevista y pueda aportarte algún dato sobre el puesto o sobre el proceso.

  • Tu actitud

Durante la entrevista trata de ser natural, no des la impresión de saberte de memoria las respuestas y recitarlas o de que tus movimientos sean forzados.

Es cierto que la importancia del lenguaje no verbal es grande, pero dar la impresión de que no actúas de manera fluida y natural no te va a beneficiar. La pregunta que a todos se nos ocurre en este momento es ¿cómo consigo esa naturalidad y tener un lenguaje no verbal positivo? Pues sólo hay un camino: ensayar en nuestra vida cotidiana.

Te pongo un ejemplo que, aunque exagerado, vale para el caso: puede que tengas una pequeña “manía” que se acentúa cuando estás nervioso, como la de morderte las uñas o tirarte de los pelos de las cejas. Lo que en la vida normal no tiene mayor importancia en una entrevista puede reflejar nerviosismo y falta de autocontrol. Pero si durante la misma te estás centrando en no hacer esos movimientos tus manos estarán excesivamente rígidas y tu mente distraída de las preguntas y observaciones del entrevistador. Resultado: un desastre de entrevista. La única opción que te queda es ir erradicando esos “tic” de tu vida en el día a día.

Cuando estés frente al entrevistador no le consideres un enemigo a vencer. Se trata simplemente de la persona que se va a encargar –ese es su trabajo- de sacar todo lo mejor de ti y lo más relevante para el puesto. Sus preguntas no tienen más objetivo que ese (aunque en ese momento algunas nos parezcan absurdas o fuera de contexto). Considerarle así te ayudará a estar más relajado y menos nervioso. Estar a la defensiva o mostrarse agresivo no va a ayudarnos mucho.

Sobre todo mantén una actitud de escucha activa. A veces estamos pensando  ya que vamos a contestar y no atendemos a alguna apreciación u observación que nos hagan.  Y si algo no entiendes o no te queda claro no dudes en preguntarlo.

Preguntas en la entrevista de trabajo

Nunca interrumpas al entrevistador, dejarle con la palabra en la boca no es nada beneficioso.  (Esto también podríamos aplicarlo a la vida cotidiana facilitaría mucho el diálogo)

  • Cómo contestar

Las respuestas deben ser breves y claras, no te vayas por las ramas ni te enrolles mucho, pero tampoco seas excesivamente conciso. El seleccionador debe tener claro cuál es tu respuesta, en estos casos no valen las evasivas.

No te muestres muy dubitativo ni tardes mucho en responder, puesto que darás la impresión de estar inventándote las respuestas, y la sinceridad debe ser esencial. Si el seleccionador piensa que le mientes no seguirás adelante en el proceso.

Puede que tengamos la tentación de mentir en alguna pregunta si piensas que la verdad puede perjudicarte, pero ten por seguro que la mentira te perjudicará más. Siempre puedes contestar la verdad y dar alguna explicación que mejore la situación. Por ejemplo si te preguntas si eres un persona nerviosa (y esto el seleccionador lo notará en la entrevista) y sí lo eres, debes contestar la verdad pero puedes indicar que estás aprendiendo a realizar técnicas de relajación que te ayuden en determinadas situaciones (por ejemplo)

Respecto al tema de negarte a responder a las preguntas, personalmente considero que hay dos situaciones en las que sería lícito que te negaras: si afectan a tu estricta intimidad y si afectan a datos que conociste en tu anterior empresa por motivo de tu cargo y son confidenciales. En estos casos, con mucha educación, puedes indicar que se trata de situaciones en las que no puedes entrar a dar explicaciones.

Por cierto, tu lenguaje debe ser siempre educado y profesional, los tacos y palabras o expresiones malsonantes están totalmente fuera de lugar.

  • Antes de terminar

Pregunta todo aquello que no te haya quedado claro sobre, por ejemplo, cómo continuará el proceso de selección, o sobre algún aspecto de la oferta de trabajo.

Si quieres explicar algo que pueda interesar al seleccionador y que no haya salido a lo largo de la entrevista, siempre que te den pie a decir algo más, puedes hacerlo en este momento.

Agradece el tiempo y la atención que te han prestado y despídete cortésmente.

  • Tras la entrevista

Cómo lo normal es que lleves un registro o diario sobre tu búsqueda de empleo, haz un análisis de la entrevista, aquello en lo que te parece que has fallado o que podrías mejorar para las siguientes, las preguntas que te han sorprendido…. Y anótalo.

Puedes redactar una carta o un e-mail de agradecimiento y enviarlo al seleccionador o bien a la empresa si no conoces la dirección del mismo.

Y para terminar te dejo con una infografía realizada por http://www.dondehaytrabajo.com sobre el tema.

Salu2 y buena suerte

Alicia López

afrontar entrevista

La escucha activa: ¿cómo aplicarla en la entrevista de trabajo?

Hola a tod@s

Cuando estás en una entrevista de trabajo debes hacer tres cosas: escuchar, escuchar bien y mostrar que estás escuchando. Es lo que se conoce como “escucha activa”. No sólo es fundamental que te centres en lo que el entrevistador te está diciendo, sino que también hay que saber demostrar que estás interesado en lo que te cuenta. Aprender a escuchar al otro y, más importante aún, demostrárselo es un instrumento básico para una comunicación eficaz.

Escucha activa

photo credit: <a href=”https://www.flickr.com/photos/monoimitamonos/4555199869/”>monoimitamonos</a&gt; via <a href=”http://photopin.com”>photopin</a&gt; <a href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.0/”>cc</a&gt;

 

En esta escucha activa juega un papel fundamental el lenguaje no verbal. Enviar señales  que demuestren tu atención es fundamental. En caso contrario la persona que te está entrevistando creerá que no te interesa mucho ni la entrevista ni el puesto.

Pero todo esto también tiene otro punto de vista: saber las señales por las que se demuestra que hay una escucha activa te servirá para saber si el entrevistador realmente está interesado en tu discurso. Será una señal importante de que la entrevista va por buen camino.

En el siguiente vídeo Teresa Baró nos cuenta que señales demuestran que has captado la atención de tu interlocutor. Saber interpretarlas y saber emitirlas será fundamental para un buen desarrollo de la entrevista.

Salu2 y buena suerte

Alicia López

Cómo vestirse para una entrevista de trabajo

Hola a tod@s

vestirse para entrevista de trabajo

Vivimos en una sociedad donde suele primar lo visual, por lo que no es extraño que la primera impresión que se cree de ti el entrevistador sea a través de tu atuendo.

Hay que tener en cuenta una serie de requisitos básicos:

  • Se tú mismo.

Es cierto que debes ir bien vestido, pero eso no siempre significa que debas ir con traje si no es tu prenda habitual para vestir. Procura no disfrazarte para la cita.

Si nunca llevas tacones el peor momento para probarlos es en la entrevista, y lo mismo pasa con la corbata. En ambos casos estarás incomodo, se te notará y eso hará que te pongas más nervioso e impedirá que te concentres en la conversación.

Aunque busques una vestimenta un tanto formal no significa que debas renunciar a tu personalidad.

Excepción a todo esto: que en la empresa para la que te vas a entrevistar sea “obligatorio” el uso de traje y corbata. En ese caso procura habituarte antes a ambas prendas.

  •  Viste acorde al puesto y a la empresa

Si vas a optar a un puesto de albañil ¿crees que es necesario que vayas con traje? Y lo contrario, si quieres trabajar de azafata ¿irías bien si acudes con vaqueros y playeros?

Nadie mejor que tu sabe el tipo de vestimenta que se usa en el puesto de trabajo.

No estaría de más que si sabes la empresa para la que estás haciendo la entrevista te fijaras unos días antes en como visten sus empleados ¿van de traje? ¿su atuendo es más “casual”?, eso te dará una pista sobre cómo debes ir.

Como decía mi abuela “donde fueres, haz lo que vieres” (y las abuelas son muy sabias, no lo dudes)

  •  Ante todo se limpio

¿Quién no ha oído a su madre decir alguna vez que hay que ir limpio por lo que te pueda pasar? Pues esto es básico en una entrevista. No darías buena imagen si apareces con una mancha en la camisa.

Cuida tu olor corporal y usa colonia, pero sin que el perfume sea muy fuerte.

Lleva el pelo limpio y peinado (y si te tiñes procura no ir con las típicas “raíces”).

Lleva la uñas cuidadas y si te las pintas que sea en un color no muy llamativo. ¡Ah!, y si has optado por las sandalias cuida también las uñas de tus pies.

  •  No llames demasiado la atención

Respecto a los colores de la ropa, utiliza tonos más formales como el azul, gris o negro (aunque en este caso dale un toque de color con algún complemento para que no sea un tanto fúnebre). Y si eres chica puedes optar también por un tono de beige.

Decídete por camisas en vez de camisetas ya que estas últimas resultan demasiado informales, pero si después de todo vas a ir con una por favor: que no tenga mensajes.

No vayas en chanclas o playeros (salvo que la entrevista sea para una tienda de deportes, por ejemplo)

Si vas a llevar traje procura que sea de tu talla y con un corte un tanto moderno (no uses el que llevaste hace muchos años para la boda de tu prima porque probablemente ya ni te valga y se note su antigüedad), y mucho menos con el que te presta tu vecino que es un poco más alto y gordito que tú, parecerá que te has disfrazado.

¡Nada de pantalones piratas ni bermudas! Vas a una entrevista, no de vacaciones (a excepción hecha de que el trabajo sea para camarero de un chiringuito de playa)

No abuses de los accesorios: ir muy recargado da un aspecto un tanto vulgar, y procura que los que lleves no hagan ruido (una pulsera que cada vez que muevas la muñeca “tintinee” puede distraer a tu entrevistador.

Si vas a llevar falda procura utilizar medias (a no ser que tus piernas estén lo suficientemente morenas) y no olvides llevar alguna de repuesto para subsanar carreras de última hora.

Si eres mujer utiliza un maquillaje muy natural (deja los ahumados para la noche), pero si no te maquilla nunca, no lo hagas para esta ocasión. Si eres hombre procura ir bien afeitado o si tienes barba con ella cuidada.

Si tienes la suerte de llegar a una segunda entrevista no acudas con la misma ropa que a la primera porque parecerá que tienes un “uniforme de entrevistas”.

Evita escotes pronunciados, transparencias y minifaldas porque no dan una imagen demasiado profesional.

En resumen, utiliza el sentido común y recuerda que para llegar a una entrevista de trabajo debes ser un profesional; para superarla, debes parecerlo.

Salu2 y mucha suerte

Alicia López

 

Fórmulas de éxito para una entrevista de trabajo

Hola a tod@s

La entrevista de trabajo es una forma de conocer a una persona por su forma de hablar, su aspecto, sus gestos… No sólo hay que ser un buen profesional sino que también hay que ser una persona educada y con buenos modales. Teresa Baró, experta en comunicación no verbal nos da unas pautas para salir con éxito de una entrevista de trabajo.

Os dejo directamente con ella porque el vídeo es muy interesante y no tiene desperdicio.

Salu2 y buena suerte.

Alicia López

Seis características personales que pueden arruinar tu entrevista de trabajo

Hola a tod@s

Características que arruinan tu entrevista de trabajoFoto cedida por Luis Garea (Cortomaltes2011)

Hay una serie de características que pueden arruinar tu entrevista de trabajo. Tienes que ser consciente de cuales son y cómo puedes controlarlas.

Entre ellas están:

  • La excesiva locuacidad

¿Eres de los que acapara la conversación y no deja hablar a los demás? ¿Te encanta escucharte y acabas divagando sobre nada en concreto con tal de seguir hablando? ¿Eres incapaz de sintetizar tus ideas? ¿Interrumpes constantemente a tu interlocutor? Lo siento, pero con esta característica será muy difícil que superes una entrevista.

Debes aprender a autocontrolarte y dejar que, por una vez, sea otro el que lleve el peso de la conversación.

Recuerda que es el entrevistador el que dirige la entrevista y no tú. El pregunta y tú respondes sin que necesariamente tengas que tomarte media hora para la respuesta.

Aprende a sintetizar tus ideas y a exponerlas de manera clara y breve.

¿Recuerdas esos ejercicios que se hacían en el colegio y que consistían en leer y resumir un texto?, pues ahora pueden venirte bien para aprender a sintetizar tus ideas.

Puedes practicar con alguien que te indique el momento en el que empiezas a divagar, para que puedas ser consciente de ello y corregirlo.

Esto no significa que las respuestas deban limitarse a un sí o un no, sino que deben ser concisas y ceñidas a la pregunta que te están haciendo.

  • Prepotencia

¿Eres de los que consideran que nadie hace las cosas mejor que tú? ¿Nadie como tú sabe lo que hay que hacer y cuando hay que hacerlo? ¿Tu tono de voz muestra cierto grado de “superioridad”? Pues esta actitud también puede arruinarte la entrevista.

Aprende a ser un poco más humilde. Tienes que venderte, si, y demostrar que eres el mejor para el puesto, pero no a costa de parecer prepotente.

Una actitud así puede dar a entender que arruinarás cualquier trabajo en grupo en el que tengas que participar, y nadie quiere esa situación en su empresa.

  • Timidez

¿Te cuesta comunicarte y conectar con los demás? ¿No consigues transmitir tus logros sin ponerte colorado como un tomate? ¿No miras a tu interlocutor directamente a los ojos sino que sueles desviar la mirada?  Seguro que eres la persona idónea para el puesto pero tu timidez puede arruinarte la entrevista.

Sólo te queda una opción: practicar tu forma de comunicar, porque esto, como todo, también se aprende.

Además de llevar bien preparada la entrevista hay unos trucos que pueden servirte:

Imagínate trabajando allí, piensa que estás con tus compañeros, visualízate en la mesa, con tus cosas. Eso hará que te sientas un poco más seguro.

Ensaya un apretón de manos firme y una sonrisa natural. Practica también a mirar a los ojos a quién te habla.

  •  Inseguridad

¿Te bloqueas ante preguntas como: háblame sobre ti, explícame tus logros…?

¿Consideras que en el fondo, tampoco has hecho nada destacable en tu vida laboral?

Con esta actitud tampoco lograras superar una entrevista. Humildad sí, pero inseguridad jamás.

Una cosa es reconocer que tus logros son también los de tu equipo porque sin ellos no se hubiera conseguido y otro es que consideres que tú no hiciste nada.

Siéntate y haz un ejercicio de memoria: anota en un papel todo lo que has conseguido en el trabajo, redáctalo e interiorízalo. Luego ponte ante un espejo y explícalo hasta que tu discurso sea coherente y efectivo.

  •  Ser cotilla

¿Eres de los que no puede guardar un secreto? ¿Te encanta enterarte de la vida de los demás y además contarlo?

Si esto lo demuestras en una entrevista probablemente pierdas cualquier oportunidad.

En una entrevista no deberías cotillear sobre tu anterior trabajo, a pesar de que te pregunten por él.  Nunca debes hablar mal de tus ex – jefes, ni dar detalles que entren en el ámbito reservado de la empresa, ni criticar a tus ex – compañeros, ya que el entrevistador puede deducir, y no sin razón, que harás lo mismo con ellos en el caso de que te contraten.

  •  Excesivo nerviosismo

La entrevista de trabajo es una situación altamente estresante y a la que todo el mundo reacciona con cierto nerviosismo, pero debes ser capaz de controlarlo.

Si sueles actuar en estos momentos con movimientos nerviosos como juguetear con las manos, con un boli, con el reloj, o tocarte el pelo o la cara compulsivamente estarás dando a entender que no eres capaz de manejarte en estas situaciones  y por lo tanto no podrás superarlas una vez incorporado al trabajo.


Salu2 y buena suerte.

Alicia López

 

¿Cómo hacer una buena entrevista de trabajo? La importancia del lenguaje no verbal

Hola a tod@s

La comunicación no verbal es muy importante en las entrevistas de trabajo. El seleccionador se hace una idea sobre ti en los primeros 60 segundos de entrevista,  por lo que controlar ese tiempo es imprescindible para tener oportunidades. No vas a tener una segunda oportunidad para causar una primera buena impresión.

El saludo es básico para crear esa buena impresión, basta con un “hola” o “buenos días/tardes”. Saluda con una sonrisa y al estrechar la mano se firme (dar dos besos no es muy adecuado a no ser que sea el entrevistador el que lo haga). Ni demasiado floja ni con demasiada fuerza. Y mira siempre a los ojos de la persona con la que estás hablando, eso transmite confianza y denota que no tienes nada que ocultar. ¿No ocurre esto también en la vida cotidiana? ¿Te fías de alguien que te habla sin mirarte a los ojos? ¿Te cae bien el que ni siquiera te saluda antes de empezar a hablar? Aplica el sentido común.

Es importante establecer una relación casi inmediatamente, denota que sabes desenvolverte en situaciones complicadas. Como verás en el vídeo basta con hacer alguna observación sobre las vistas de la oficina, la ubicación de la empresa… Por supuesto esto no hace referencia a que digas al entrevistador que está muy guapo/a o que le sienta muy bien lo que lleva puesto. Se profesional.

¡Cuidado con cómo vistes! Nada demasiado estrafalario. Lo ideal es que hayas podido observar como visten el resto de las personas de la empresa y tú vayas acorde, tanto a la empresa como al puesto.

Y por supuesto, deberás cuidar tu aspecto personal para no dar la impresión de descuidado o poco limpio. Bien peinado, uñas aseadas, zapatos limpios… Cuidado con las manchas de última hora (barro en los zapatos, mancha del café que has tomado mientras esperabas…) Tu aspecto denota interés.

Escucha atentamente a tu interlocutor. Mantener una escucha activa significa que estás tratando de entender lo que te dice y no pensando en lo que vas a decir a continuación. Eso nos puede llevar a respuestas incoherentes, repetitivas o absurdas. No vas a soltar tu rollo, vas a dialogar sobre tu vida laboral.

Y recuerda que la entrevista termina cuando has salido de la empresa o del lugar en que se desarrolle. Despídete con otro apretón de manos y una sonrisa, agradeciendo el tiempo dedicado.

Te dejo con el vídeo en el que Natalia March, de Lee Hecht Harrison nos explica todo esto.

Si quieres profundizar más en el lenguaje no verbal puedes leer los siguientes post:

Salu2 y buena suerte.

Alicia López

LOS ERRORES MAS FRECUENTES EN UNA ENTREVISTA DE TRABAJO

Hola a tod@s

Hoy os traigo un estupendo vídeo, realizado por Luis Galán, en el que podemos ver los errores más comunes en las entrevistas de trabajo.

Hay que tener presente que el curriculum te abre las puertas para una entrevista, pero es en esta donde te la juegas en serio. De tu comportamiento depende que obtengas el puesto o no.

Son muchos los errores que observamos en el vídeo, pero me gustaría destacar alguno.

En primer lugar, el móvil tiene que estar apagado o al menos silenciado, y nunca debes ni realizar ni contestar una llamada. Se trata de simple y pura educación.

Tienes que tener memorizado al dedillo tu curriculum para contestar sin vacilación cuantos años has estado trabajando, un “muchos” o “demasiados” no es una respuesta válida. Mostrarte indeciso en datos que aparecen en el curriculum puede dar a entender que han sido falseados.

Todos tenemos nervios en las entrevistas, pero hay que tratar de controlarlos. Tamborilear los dedos, hablar sin control o cualquier otro tic tiene que ser controlado. Para eso se necesita mucho esfuerzo y ensayo. Lograr el control sobre actos involuntarios no es fácil, pero se puede lograr.

No deberías ir a una entrevista sin conocer a que se dedica la empresa y mucho menos decir abiertamente que no sabes lo que hacen en la misma. Eso denota mucha falta de interés.

Mentir en el curriculum no es buena idea porque en la entrevista pueden pillarte. Si tu nivel de inglés no es medio-alto no lo digas o te encontrarás en un apuro si el entrevistador decide hacer parte de la entrevista en inglés. Es mucho mejor decir que tu nivel es bajo pero que estás haciendo un curso para mejorarlo.

Y por último recuerda que la entrevista termina cuando sales por la puerta de la empresa, no cuando te indican que ya ha terminado.

Sin más te dejo con el vídeo, aunque si te interesa este tema puedes echar un vistazo a los siguientes post:

– La temida entrevista de trabajo: consejos para no morir en el intento

5 tips para una excelente entrevista de trabajo

Salu2 y buena suerte!

Alicia López